La Anaconda es una serpiente gigantesca de Sudamérica que surca las aguas en busca de su presa. Ahora es también el nombre del proyecto más innovador en energía maremotriz, la que aprovecha la fuerza de las olas, en el Reino Unido. Como la anaconda, las serpientes de goma inventadas por Francis Farley y Rod Rainey son enormes y pasan la mayor parte de su tiempo cazando energía en el agua. El concepto es revolucionario y podría suponer una puerta abierta a materiales más baratos y flexibles, que potencien el desarrollo de este tipo de energía, considerada hasta ahora demasiado cara.